¿Es realmente importante cuidar la salud mental?